Carta personal del CEO al equipo de Codere

24 de noviembre de 2020

Estimados:

Como probablemente ya conocéis, nuestra compañía comenzó este mes de noviembre habiendo cerrado la operación de refinanciación que habíamos puesto en marcha a principios del verano, por lo que hemos de celebrar el haber ejecutado finalmente un acuerdo complejo, que no ha estado exento de desafíos, en un momento en el que la incertidumbre es tan elevada en todo el mundo.

Enfrentaremos así este nuevo periodo complicado por la segunda ola de la pandemia con una posición de caja de alrededor de 148 millones de euros, que junto a la tendencia de recuperación de ingresos en los mercados en los que estamos retomando nuestra operación, esperamos que nos permita hacer frente a esta crisis sanitaria hasta que remita, sosteniendo nuestro negocio hasta que retomemos los niveles previos a la pandemia.

Mientras tanto, los ingresos de nuestra compañía en los primeros nueve meses del año han caído un 56% respecto a los del año anterior, como consecuencia del COVID-19, como reflejan los resultados que presentamos al mercado hace escasos días. Por lo tanto, se hace necesario continuar aplicando con firmeza nuestro plan de contingencia, conteniendo nuestros costos e inversiones y alargando los plazos de pago en la medida de lo posible para conservar y maximizar esta liquidez. Hemos conseguido mucho durante los meses críticos de la pandemia, pero no podemos relajarnos todavía. Nuestra fortaleza al salir de esta crisis nos permitirá además considerar y potencialmente aprovechar las oportunidades de crecimiento que podamos identificar.

En la actualidad, hemos ya reanudado nuestra actividad presencial en todos los mercados a excepción de Argentina y algunas regiones de México, aunque con nuevas restricciones en España y en particular en Italia, donde hemos tenido que cerrar totalmente nuestra operación hasta principios de diciembre. Si bien no tenemos confirmación al respecto, esperamos poder reabrir al completo nuestra operación retail antes de final de año. Reaperturas que hasta el momento refuerzan nuestro optimismo, pues estamos alcanzando rendimientos cercanos a un 70 u 80% de los niveles de 2019 a partir del primer mes o mes y medio de actividad, lo que demuestra una vez más la alta capacidad de recuperación de nuestro negocio, basado en clientes que visitan nuestros locales una o dos veces por semana realizando un gasto moderado; y es fruto además de las distintas iniciativas de marketing implementadas durante los cierres para mantenernos conectados con nuestros clientes.

Es también de destacar la evolución de nuestro negocio online, que es la mayor fuente de crecimiento para la compañía en este momento, con ingresos récord en el tercer trimestre en todos los mercados en los que operamos, a pesar de las modestas inversiones que estamos haciendo también en esta división dada la situación. Un negocio que es una prioridad estratégica y que queremos continuar extendiendo en nuestros mercados latinoamericanos, por ejemplo en la Ciudad de Buenos Aires, donde nuestra compañía ha sido la primera en conseguir la aprobación de su proyecto digital por parte del gobierno local.

Y redoblamos mientras una de las apuestas más decididas de nuestro grupo, por una gestión responsable. Como os hemos ido contando en anteriores editoriales, durante el último año y medio, desde el Comité de Relaciones Institucionales que encabezo y del que forman parte los regional managers y otros directores corporativos de la compañía, hemos realizado un profundo ejercicio de escucha y análisis de nuestros públicos de interés, para detectar sus preocupaciones y necesidades respecto al sector y nuestra empresa, y poder así priorizarlas y darles así respuesta con posicionamientos y actuaciones globales y consistentes.

Fruto de este ejercicio ha sido la definición de Plan de impulso de responsabilidad social corporativa, con el que queremos liderar el impulso al juego responsable, que os presentamos con mayor detalle en este número de Codere Actualidad y que recoge, unifica e intensifica nuestras actuaciones en los diferentes mercados hasta el momento.

Nuestro análisis no se ha reducido a los públicos externos, sino que hemos también estudiado las expectativas de nuestros colaboradores, pues cada uno de nosotros es una parte necesaria en nuestro compromiso social de responsabilidad y también destinatario de su vertiente interna. Un plan por y para empleados de Codere.

Es por eso que, para que cada uno de nosotros pueda conocer los posicionamientos y compromisos de nuestro grupo en esta materia e impulsarlos así desde su responsabilidad, hemos puesto en marcha una completa formación en juego responsable, con la que a través de una serie de módulos de necesario cumplimiento conoceréis las medidas y protocolos en marcha para prevenir, sensibilizar, detectar y gestionar usuarios con comportamientos de riesgo y proteger además a los colectivos vulnerables. Podéis conocer a fondo esta iniciativa en otro de los artículos incluidos en esta newsletter.

Una vez más me despido agradeciendo vuestra forma de hacer equipo y de sustentar nuestros valores, sin duda otra de las fortalezas de nuestro grupo para atravesar esta situación en la que empezamos a ver cierta luz con las noticias sobre la posible llegada de la esperada vacuna.

Vicente Di Loreto, director general de Grupo Codere

(24 de noviembre de 2020)