Carta personal del CEO al equipo de Codere

5 de agosto de 2020

Estimados:

Comenzamos este mes de agosto, estival para muchos de nosotros y peculiar para todos, celebrando la buena noticia de que hemos logrado negociar un acuerdo de financiación que nos facilita la liquidez adicional necesaria para mantener la viabilidad de nuestro grupo en este durísimo e inédito contexto.

Como de sobra es conocido por todos, los efectos de la pandemia sobre las actividades sociales a nivel global, supusieron en nuestro caso el cierre gradual desde marzo de las operaciones presenciales y el resentimiento de nuestro negocio online por la suspensión de las principales competiciones deportivas; lo que ha tenido un fuerte impacto –y lo seguirá teniendo- sobre la rentabilidad de nuestro grupo, a pesar del exhaustivo plan de contingencia puesto en marcha para suavizarlo.

El acuerdo de financiación recientemente firmado con nuestros bonistas implica un aplazamiento de dos años del vencimiento de nuestros bonos, hasta noviembre de 2023; y una inyección de capital en dos tramos, uno de 85 millones de euros que ya hemos recibido, y otro por importe de 165, que ingresaremos previsiblemente en el mes de octubre para la cancelación de la línea de crédito súper senior de 95 millones de euros actualmente en vigor, así como para otros gastos relacionados con la operación y la provisión de liquidez adicional al grupo.

Se trata por lo tanto de un acuerdo de gran relevancia, que si bien no nos exime de buscar la mayor eficiencia en todas las operaciones, procesos e inversiones; nos permite trabajar con mayor tranquilidad desde el punto de vista financiero por los próximos tres años, afrontando con mayor respaldo la aún incierta evolución de la pandemia, hasta que podamos dejarla atrás y retomar la senda de crecimiento.

El acuerdo manifiesta además la confianza de nuestros principales acreedores en la compañía y en nuestro equipo, pues este esfuerzo ha estado liderado por bonistas que forman parte de nuestra estructura de capital desde hace ya cuatro años, y es de ponderar que pasado este tiempo conserven intacto su interés y confianza. Y yo quisiera aprovechar estas líneas para felicitar a los responsables que han hecho esta operación posible, por su encomiable esfuerzo y significativas muestras de eficiente trabajo en equipo.

Asimismo, la Junta General de Accionistas nos ha ratificado su respaldo, en la reunión celebrada el pasado viernes 24 de manera telemática, al adoptar por amplia mayoría todas las propuestas de nuestro Consejo de Administración, de manera que afrontaremos los próximos meses con apoyos renovados y la ratificación de una importante agenda de trabajo.

Estamos ya implementando una estrategia centrada en la maximización de nuestros ingresos en este entorno de restricciones, con el foco en la segmentación de nuestra oferta y de nuestros clientes, para priorizar los de mayor rendimiento. En cuanto a los gastos, mantendremos una estructura de costos lo más flexible posible, que nos permita ir acomodándonos de forma progresiva a nuestros ingresos (en nuestros mercados europeos, donde ya estamos retomando nuestra actividad, estamos obteniendo resultados muy positivos, con niveles cercanos al 80% de los previos a la crisis, muy superiores a nuestras estimaciones iniciales).

Vamos a seguir reforzando a la vez nuestro negocio online, con el lanzamiento de nuevos productos, mejorando nuestra plataforma y tecnología; y seguiremos impulsando con mayor énfasis, si cabe, nuestra oferta omnicanal y las actividades de marketing relacionadas.

Reforzaremos además nuestro compromiso social, con la implantación de un programa de Responsabilidad Social Corporativa que asegure el desarrollo de nuestra actividad de entretenimiento con las máximas garantías y con la óptima protección a los colectivos vulnerables; y seguiremos procurando a nivel institucional que la sociedad y reguladores puedan tener una imagen objetiva sobre la industria del juego.

Vamos a necesitar para ello dar constancia más que nunca de nuestros valores, trabajando por la excelencia, eficiencia e innovación; con transparencia y visión de equipo. Pues entendemos que el impulso de esta cultura es el mayor garante para asegurar que cumpliremos nuestros objetivos y conseguiremos una pronta recuperación.

Agradezco nuevamente el esfuerzo de cada uno de vosotros por estos logros, y a aquellos que estos días vayan a disfrutar de un descanso, los animo a recargar energía de la manera en la que esta situación excepcional lo permita, para volver con fuerza a remar por este desafiante e ilusionante proyecto común.

Vicente Di Loreto, director general de Grupo Codere

(5 de agosto de 2020)