Palabras de nuestro CEO, Vicente Di Loreto:

30 de noviembre de 2021

Inicio de una nueva etapa

Estimados, finalizamos este mes de noviembre con la culminación de dos proyectos muy relevantes para el grupo, que suponen un motivo de celebración para los que formamos Codere y dan comienzo a una nueva etapa.

Por un lado, pocos días atrás hemos concretado la reestructuración global la compañía, un proceso arduo con el que hemos conseguido fondos con los que deberíamos poder transitar hacia nuestra sustentabilidad, al final de esta pandemia.

Nuestros nuevos accionistas han mostrado su confianza en el proyecto del grupo con la inyección de más de 480 millones de euros en el último año y medio. Se crea, como resultado, una nueva holding, Codere New Topco, en la que poseen el 95% del capital, siendo el 5% restante de la antigua holding, Codere S.A. En diciembre Codere S.A celebrará una junta para aprobar su disolución y pedir su exclusión de Bolsa, proceso que será liderado por un liquidador independiente. Dejará de operar entonces también su Consejo de Administración.

Todo esto no afectará al resto del grupo, ni tampoco al normal desempeño de nuestra operación, que como venimos repitiendo, sigue bajo la sociedad Codere Newco, no afectada por el proceso de restructuración (sólo que cambia su accionista).

La nueva holding de Codere tendrá un Consejo que pronto terminará de definirse, mientras que en el equipo directivo estamos ya terminando de desarrollar un Plan de negocios sujeto a la aprobación de los nuevos consejeros, que propone un incremento de nuestras inversiones para poder impulsar nuestras operaciones tras el deterioro por la contingencia del último par de años, poniendo especial énfasis en el crecimiento en España y México, además del negocio online, y con un fuerte apalancamiento en el desarrollo tecnológico que impulsaremos a través de un ambicioso Plan director de TI.

El segundo hito que marca el comienzo de esta nueva etapa tuvo su origen en abril del año pasado, cuando vimos que era preciso buscar financiación adicional para acometer las oportunidades de crecimiento de nuestra filial online, y producto de esa búsqueda dimos con la SPAC DD3, que haciendo una valoración de nuestra división de más de 300 millones de dólares, nos daba la oportunidad de que nuestro negocio digital cotizase en el Nasdaq. Otro proceso trabajoso, que se ha concretado días atrás, y que nos permitirá desarrollar nuestra oferta online en los mercados donde ya operamos; en otros donde recién hemos obtenido licencia, como Ciudad de Buenos Aires o Panamá; así como en nuevos mercados como podrían ser Perú, Chile, Brasil o el nicho hispanohablante de los EEUU.

Codere Online, como compañía independiente, tiene su propio Consejo, aunque seguirá recibiendo el apoyo de los servicios centrales del grupo, que mantiene participación mayoritaria y la gestión de la misma.

En esta expansión de nuestra oferta, seguiremos apoyándonos en los patrocinios deportivos. Ya hemos firmado este año con Real Madrid para Latam, Rayados para México o River Plate para Argentina, y continuaremos cultivando esta avenida de trabajo.

Estamos por ello satisfechos y felices de haber caminado positivamente hasta aquí. Es momento para celebrar estos dos hitos tan relevantes que ofrecen aire nuevo y un futuro muy esperanzador. Estamos exhaustos, es cierto, de la complejidad del último periodo, pero hemos hecho las cosas bien, y vamos a salir fortalecidos, con la mirada puesta en esta nueva etapa.

Tenemos el convencimiento de que lo más importante para nuestra compañía, es nuestra gente. Conscientes de cuidarla, estamos trabajando en revisar nuestras políticas, fomentar el teletrabajo, implementar medidas de retención y atracción del talento, e impulsar la formación y los planes de desarrollo profesional de los equipos.

Si algo hemos aprendido de esta pandemia es que no sabemos lo que va a pasar ni siquiera a corto plazo. Lo que sí sabemos, es que somos una organización que sabe manejar la incertidumbre, adaptarse y lidiar con responsabilidad con lo que traiga la vida.

Comienza una nueva etapa y la mejor forma de abordarla es continuar haciendo cada uno su labor de la mejor forma, aportando liderazgo en el desempeño de sus funciones, porque para ser líder no hace falta tener gente a cargo, sino hacerse cargo de la propia vida.

Hemos llegado juntos hasta aquí y agradezco una vez más el esfuerzo que esto ha supuesto por parte de cada uno de vosotros.