Carta personal del CEO al equipo de Codere

27 de marzo de 2020

Estimados:

Estamos atravesando una crisis global con pocos precedentes en la historia mundial, que nos obliga a todos a aprender sobre la marcha cómo lidiar con esta situación desde el rol que nos toque, tanto a nivel profesional, como personal, familiar y ciudadano.

A día de hoy, la totalidad de nuestras operaciones presenciales están temporalmente cerradas. Se mantiene sólo la operación online, aunque afectada por la cancelación de eventos deportivos.

Nuestra compañía ha tomado desde el primer momento todas las medidas de prevención a su alcance, priorizando su supervivencia y sustentabilidad, a la par de procurar el bienestar de sus empleados y la seguridad de los clientes. Ello supuso la puesta en marcha de un Plan de contingencia que persigue, entre otros objetivos, limitar las salidas de caja únicamente a conceptos críticos (incluyendo salarios, impuestos y el servicio de deudas financieras).

Entre estas medidas, lamentablemente hemos tenido que implementar ajustes laborales en buena parte del personal del Grupo. Hemos abordado esta situación, orientada a la reducción de costes, considerando las posibilidades existentes en las regulaciones locales, pero también procurando al máximo evitar despidos, garantizar un mínimo de ingresos a todos nuestros empleados y, en la medida de lo posible, aplicar criterios homogéneos entre las distintas unidades del grupo.

Estamos estudiando medidas complementarias para ayudarlos a sobrevivir esta crisis, así como también formas de poder colaborar en la lucha contra la pandemia, evaluando qué activos podemos poner a disposición de las autoridades para actividades sanitarias en las distintas geografías.

En estas circunstancias todos tenemos múltiples preguntas difíciles de responder… Posiblemente las más comunes se relacionan con el tiempo. ¿Cuánto tiempo seguirán las medidas de distanciamiento social afectando nuestras vidas? ¿Cuánto tiempo permanecerán cerradas nuestras operaciones? Y vinculadas a las anteriores, ¿cuánto tiempo tardará la humanidad en encontrar curas efectivas o vacunas para lidiar con el virus y volver paulatinamente a la normalidad? Nadie tiene hoy respuestas certeras o confiables a esas preguntas…

Ante esa falta actual de respuestas, haremos un especial esfuerzo de comunicación interna, para actualizar sobre el estado de los acontecimientos. Mientras tanto, debemos armarnos de paciencia y prepararnos para cuando las cosas vuelvan a la normalidad. Aunque probablemente esa nueva “normalidad” será distinta, y una vez más tendremos que adaptarnos.

En varias oportunidades pasadas me referí a la necesidad de adaptarnos a los cambios. Esta es una prueba mayúscula en ese sentido, y confío en que la compañía está preparada para hacerlo, como ya lo ha hecho en cada una de las crisis vividas en últimos años. Estamos trabajando con una intensidad brutal, 7x24, para lograrlo (mi profundo agradecimiento por el compromiso de todo el equipo).

Prevemos que luego de los tiempos iniciales de cierre de nuestras operaciones, vendrá un período más largo con limitaciones para operar. Es por eso que estamos extremando el Plan de contingencia para que nuestra posición de liquidez (caja) actual nos permita hacer frente a un periodo de interrupciones y/o limitaciones en el negocio de varios meses.

Agradezco el esfuerzo de todos en este momento tan delicado, a aquellos equipos que han trabajado con especial ahínco para reaccionar con la mayor rapidez ante esta crisis, a quienes continúan desempeñando sus labores en sus puestos habituales de trabajo o desde sus hogares, y a quienes les ha tocado esperar en sus casas hasta que podamos reiniciar las operaciones.

Finalmente, envío un mensaje de apoyo a todos los colaboradores que tengan algún caso cercano de gravedad. Si necesitan alguna ayuda especial, por favor hágannoslo saber a través de las áreas Personas, para evaluar si la Compañía puede darles una mano.

Les envío mis mejores deseos y por favor cuídense. Recuerden que todo pasa, y esto también pasará.

Vicente Di Loreto, director general de Grupo Codere

(27 de marzo de 2020)