Carta personal del CEO al equipo de Codere

25 de febrero de 2022

Estimados:

Son muchos los acontecimientos que desde enero 2018, cuando tomé la dirección de nuestro grupo, hemos ido compartiendo en este editorial. Cuatro años, en los que además de implementar el proceso de transformación operativa en la compañía, hemos acometido una reestructuración financiera; hemos dado vida y llevado al Nasdaq a Codere Online; hemos sellado importantes alianzas de patrocinio, y hemos reforzado nuestra responsabilidad social y nuestra cultura, solo por citar algunos de los hitos relevantes de este tiempo.

Hoy, sin embargo, me tomaré la licencia de utilizar este ámbito para hablar de mí. Algo que no he hecho antes en este espacio, si bien mis reflexiones seguramente no sorprendan a aquellos con los que he tenido un trato más estrecho.

Siempre he compartido mi enfoque abierto al cambio y al comienzo de nuevos ciclos. Y llegar al que acaba de iniciar nuestra compañía, Nueva Codere, ha supuesto para algunos de nosotros una importante entrega y energía, que afortunadamente se ha materializado en la vuelta del grupo a su senda de crecimiento. Sin embargo, ahora culminada, entiendo que en mi caso lo puedo considerar también una buena cima para una intensa carrera profesional, de más de 35 años, y que es entonces hora de empezar a bajar mi intensidad laboral.

Pongo este símil por mi gran pasión por el montañismo. Una de las aficiones para las que me gustaría poder contar con más tiempo. Pero sobre todo, para poder dedicárselo a mi familia y otros proyectos personales, que no he podido atender con la calma y dedicación que quisiera, durante estos últimos años.

Con esa intención de poder iniciar una etapa en la que mantener mi compromiso y servicio con el grupo, pero tener también mayor disponibilidad y flexibilidad a nivel personal, hemos iniciado un plan de sucesión organizado junto al Consejo, que se completará el próximo 30 de junio.

Hasta esa fecha, iré delegando mis funciones como CEO en Alberto González del Solar y Alejandro Rodino, ambos buenos conocedores y conocidos, tanto míos y como de nuestra organización, pues hemos trabajado juntos desde hace ya más de 17 años (muchos de ellos para Codere).

A partir del 1 de julio, una vez obtenido el apoyo de los accionistas, ellos asumirán la posición de Co-CEOs y yo seguiré manteniendo responsabilidades en Codere, como miembro del Consejo y asesor del equipo directivo, enfocado en nuestros principales asuntos institucionales (trabajando con los Regional Managers), en las comunicaciones externas (trabajando con Elena González), en las relaciones con stakeholders externos, participando de nuestros proyectos de crecimiento o transformación, y por supuesto apoyando a Alberto y Alejandro en sus nuevos roles.

Alejandro Rodino, como sabéis, es actualmente director de Estrategia y Áreas Corporativas. Antes ocupó la posición de COO de Retail para España y ha sido un miembro clave del equipo ejecutivo, con una responsabilidad cada vez mayor en nuestros procesos estratégicos. Tiene amplia experiencia en la industria del juego y ha estado involucrado en Codere desde 2003, ya sea como consultor o como empleado.

Alberto González del Solar ocupa el cargo de COO de Retail desde 2019. Antes, fue igualmente miembro clave del equipo ejecutivo, asistiendo al anterior COO de Retail en Latam, ocupando provisionalmente el cargo de Director de TI y Plataforma y promoviendo la puesta en marcha del Plan de Transformación del grupo. En una etapa anterior, dirigió durante años nuestro negocio argentino, cuando la unidad se convirtió en el principal contribuyente de EBITDA y caja del grupo.

Los dos cuentan con una profunda experiencia operativa y estratégica, y están de hecho liderando la construcción de nuestro Business Plan 2022-2026. Y los dos han trabajado estrechamente conmigo desde hace 17 años.

Por su conocimiento de la industria y de Codere, y por lo mucho que sé de su calidad profesional y personal, tengo el absoluto convencimiento de que nuestro grupo queda en las mejores manos posibles, una vez finalice este proceso ordenado de transición.

Por mi parte, comienzo a transicionar hacia el final de esta etapa con satisfacción y gratitud, por el equipo que hemos formado y los logros que juntos hemos alcanzado. No es en cualquier caso una despedida, sino un punto y seguido hacia una nueva forma de colaborar junto a vosotros y en nuestra organización. Mi compromiso con la compañía y todos ustedes sigue intacto, y espero seguir contribuyendo a crear valor.

Con afecto,

Vicente Di Loreto, CEO de Grupo Codere

(25 de febrero de 2022)