Palabras de nuestro CEO, Vicente Di Loreto:

23 de abril de 2021

Estimados:

Como hemos ido compartiendo a lo largo de estos meses, la evolución de la pandemia ha provocado retrasos mayores a los esperados en la recuperación de nuestra actividad habitual, lo que ha tenido un fuerte impacto en la situación financiera de nuestro grupo. A pesar de las medidas de contingencia implementadas y la operación de refinanciación cerrada a finales del año pasado, la compañía ha necesitado nueva liquidez en el corto plazo, que tras meses de negociaciones con accionistas, bonistas y asesores legales y financieros, hemos logrado acordar con nuestros acreedores, incluyendo también una reestructuración de la deuda corporativa.

De esta manera, los actuales bonistas de Codere avalan su confianza en la gestión, colaboradores y viabilidad del grupo, con un nuevo aporte de forma inmediata, para apoyar a la compañía hasta alcanzar la normalidad operativa, entendiendo que con el final de la pandemia podremos obtener resultados similares a los anteriores a la crisis sanitaria, dado el excepcional desempeño de nuestras operaciones cuando hemos conseguido operar durante este tiempo.

Inyectarán así hasta 225 millones de euros en el grupo en tres tramos de aquí a que en el mes de octubre se finalice la reestructuración, y acceden a la prórroga de tres años, hasta 2026, del vencimiento de los 250 millones de euros aportados anteriormente. A la par, los bonistas capitalizarán hasta 350 millones de esta deuda, lo cual supone una fuerte reducción de la misma, consecuencia de lo cual se creará una nueva sociedad, de la que pasarán a ostentar un 95% del capital y en la que los actuales accionistas mantendrán un 5%.

Con este acuerdo, la compañía asegura sus necesidades de liquidez y los medios necesarios para implementar su plan de negocio, a la vez que la sociedad dejará de cotizar en bolsa una vez que complete el proceso de reestructuración, lo que conllevará cambios en el gobierno corporativo, pero no así en nuestro equipo de gestión ni organización actual.

Mientras, continuaremos reactivando nuestros proyectos de transformación, implementando medidas de eficiencia y observando las oportunidades que ofrecen las actuales circunstancias del mercado, con la ilusión intacta de retomar la senda de crecimiento una vez que la pandemia quede superada.

Pero no debemos bajar la guardia, esta etapa complicada seguirá requiriendo continuar dando lo mejor de cada uno y el mejor desempeño posible de todos los que formamos el grupo. Y seguirá siendo clave una actuación en base a nuestros valores, como la mejor manera de asegurar nuestra viabilidad como empresa. Repasamos en este número el de nuestro compromiso de trabajar en equipos unidos por la excelencia. Responsables, con una visión compartida y positiva. Cooperando por objetivos comunes y en constante aprendizaje. Equipos en los que cada miembro pueda sentir confianza, reconocimiento y orgullo de pertenencia.

Seguimos atendiendo igualmente a nuestro plan de transformación hacia una organización más global y simplificada, con la reciente regionalización de las funciones de Marketing e Inteligencia de negocio en Latinoamérica, así como el refuerzo del equipo omnicanal.

Y avanzamos también en la implementación de nuestro Plan de responsabilidad social corporativa, con el desarrollo de nuestra acción con y para empleados (como las acciones que profundizan la protección al colaborador que presentamos con más detalle en este número de Codere Actualidad).

Finalmente no quiero dejar de mencionar que actualmente tenemos cerradas nuestras operaciones en Italia, Uruguay y Argentina. Confío en que podamos reabrir las dos primeras en algunas semanas, en tanto que seguramente será necesario ser pacientes en la tercera. Pero como les comenté en una de estas editoriales al comienzo de la pandemia: todo pasa, y esto pasará (o mejor dicho a esta altura: terminará de pasar).

Me despido agradeciendo de nuevo el esfuerzo de cada uno de vosotros, especialmente en este complicado periodo, pues es la confianza en nuestro trabajo lo que sustenta la determinación mostrada por los bonistas con este paso esencial para asegurar nuestro futuro. Y envío mis palabras de aliento y solidaridad a todos quienes estén sufriendo con las nuevas olas de la pandemia.

Vicente Di Loreto, director general de Grupo Codere

(23 de abril de 2021)